[Imagen del logotipo de la compañía] 

                                        Principal Consejo Directivo Comentarios Contenido

            Barra Mexicana, Colegio de

                 Abogados de Chihuahua, A.C.

 

[En construcción]

Principal
Arriba

Adicionar el artículo 1993 bis al Código Civil para establecer que en caso de Cesión de Créditos, el deudor sólo deberá pagar al cesionario el importe que pagó por la cesión mas los intereses y no el importe del adeudo original.

H. CONGRESO DEL ESTADO

Presente.-

Los suscritos, en nuestro carácter de Diputados a la Sexagésima Primera Legislatura del Estado e integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en la fracción I del artículo 68 de la Constitución Política del Estado, acudimos ante esta H. Representación Popular, a efecto de presentar Iniciativa con carácter de Decreto para adicionar con un artículo 1993 Bis al Código Civil Vigente para el Estado de Chihuahua. Para hacerlo, nos basamos en la siguiente:

EXPOSICION DE MOTIVOS

 

El origen de los problemas económicos en los créditos, otorgados por las Instituciones Bancarias y que desemboco en la crisis financiera en México, de los años 1994-1995, se puede ubicar, entre otros factores , en haberse fijado como base para calcular el importe de los intereses del crédito, en instrumentos atados a la inflación, ya fueran estos TIIE o TIIO mas adicionales.

Es importante destacar, que de acuerdo a las normas de una Economía Sana (Proyecto Financiero) el deudor, puede destinar un porcentaje del 30% de su ingreso para el rubro de vivienda, y al haberse atado la fijación de las tasas de interés a los instrumentos señalados anteriormente, atados a la inflación, por una parte, y por la otra, en el caso de los créditos para adquisición de vivienda, encontrarse determinado el monto del pago por el ingreso del deudor, normalmente su sueldo, y no estando regido este por la inflación, provoco que los pagos se incrementaran de tal manera, que resultara imposible cubrirlos.

Debe de agregarse que según se demostró a través de los estudios de Ingeniería Financiera, realizados por el Ingeniero Víctor Blake, que aun en el caso de que se hubieren podido realizar todos los pagos mensualmente por el deudor, este jamás pagaría su crédito en el plazo pactado, y si por el contrario, al final del plazo, su adeudo seria mayor que el crédito facilitado originalmente.

Todo lo anterior, que provoco, como era de esperarse, un problema social de tales dimensiones, que aun a la fecha persiste.

Por su parte, los deudores recurrieron a dos tipos de estrategias:

Defenderse jurídicamente, ante los tribunales, lo que provoco, el que se crearan agrupaciones con tal fin; entre las que podemos encontrar, (entre otros, igualmente valiosos), el programa Panalaschi, Pad de Yucatán, ambos instrumentados por el Partido Acción Nacional, Deudores de la Banca, Barzon, Deudores de la Banca del Noroeste, etc...

Creación de agrupaciones que mediante movilizaciones de Ciudadanos, se opusieran por la vía de los hechos no solamente a los desalojos, o interrupciones de labores de las Instituciones Bancarias, sino también ocurriendo ante las autoridades de todos los niveles, a solicitar su auxilio, para obtener mejores condiciones en el pago; entre las cuales se pueden mencionar, los señalados con antelación, entre otros, cuya aportación fue así misma muy valiosa.

Negociar directamente con las instituciones Bancarias, ya fuera con programas propios de estas, o a través de programas instrumentados por el gobierno federal.

Conforme se fue resolviendo la Defensa jurídica de los deudores ante los tribunales, esta les fue contraria a sus intereses, lo que vino a añadir un ingrediente mas inflamable al problema, toda vez de que, al verse privados de esta posibilidad, solo restaba, el recurrir, a afiliarse a las agrupaciones indicadas en segundo termino, agudizándose así el problema social, o negociar con las Instituciones Bancarias, en los términos que estas propusieran, resultando así una serie de programas, de los cuales se pudieron aprovechar algunos deudores.

2.Consecuencias.-

Por su parte, el Gobierno Federal, ante la gravedad del problema social, ya comentado, así como el problema de las propias instituciones Bancarias, al no poder recuperar los créditos otorgados, y proteger la inversión de los ahorradores, creo el instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB), Institución que absorbió parte de sus créditos, entregando dinero fresco, a estos, y suscribiendo pagares, fijándose intereses con base en los instrumentos de TIIE, TPI, mas puntos adicionales, y que adeudamos a la fecha los mexicanos, así como busco recuperar dichos créditos.

Conforme ha transcurrido el tiempo, el adeudo que tenemos derivado, de la adquisición de los creditos a los bancos, sigue gravitando fuertemente sobre la economía nacional, lo cual resta recursos al Gobierno Federal, por una parte, y por la otra, no se ha resulto el problema social,

Buscando nuevos esquemas para destrabar los problemas anteriores, se ha entregado a compañías denominadas Administradoras los créditos para que estas, gestionen su pago, sin embargo, la posición de estas frente a los deudores, mas que buscar solucionar el conflicto, ven en estos créditos la oportunidad de obtener ganancias, muchas de ellas injustificadas, toda vez de que su adquisición ha sido a un valor muy inferior, de lo que pretenden cobrar a los deudores.

Como se ve, los programas gubernamentales, han ido buscando solucionar el problema de la banca, no asi en forma total de los deudores, y si por el contrario, se ha estado permitiendo que se obtenga lucro a costa de estos a través de las Administradoras, o que quede al arbitrio de los Bancos la creación de programas.

En consecuencia, la situación actual se visualiza de la siguiente forma:

1.- Existe un gran adeudo por parte del IPAB a la banca, pagaderos por el pueblo

2.-El adeudo del IPAB, repercute en detrimento de la aplicación de estos recursos a otros programas sociales.

3.- El IPAB, no recupera los créditos.

4.-El deudor sigue en espera de programas de apoyo por parte de la banca y/o del Gobierno Federal.

5.- Se encuentra expuesto a que su crédito haya sido adquirido por parte de las Administradoras, y que estas le exijan su pago a un costo superior al que lo adquirieron.

6.- Persistencia de agrupaciones que por la vía de los hechos impiden los desalojos.

7.- El deterioro de las casas adjudicadas a los Bancos.

8.- Impide la existencia de todas las fincas adjudicadas y deshabitadas el desarrollo de la industria inmobiliaria.

9.- El problema Social subsiste, y puede llegar a provocar, un rompimiento reiterativo del Estado de Derecho, lo cual provoca a su vez la inseguridad jurídica.

10.- Existe un argumento jurídico para el deudor para obtener un pago justo de lo adeudado.

3.-Antecedentes Jurídicos.- De acuerdo al origen de nuestro Derecho Civil

A.- Antecedentes jurídicos de la Cesión de Créditos.

Los orígenes de nuestro Código Civil, se remota al Derecho Romano, y transmitido a través de los derechos Francés, Español, Argentino entre otros.

En efecto la Cesión de Derechos se regulaba, en el código Justiniano.

Asi mismo fue tomada por lo Derechos Francés, Argentino, Español entre otros, habiendo sido adoptada asimismo por los Códigos Civiles Mexicanos

Dentro de la legislación Francesa, uno de sus mas profundos expositores lo fue el maestro Louis Josserand, el cual, a través de su obra Cours de droit positif francais, hace una muy amplia exposición.

En efecto, establece en su obra, "cuando se cede un crédito, el adquirente, al que se llama cesionario, se coloca en lugar del antiguo acreedor. El titular del derecho ha cambiado, pero no el derecho, que continua idéntico a si mismo, y que ha pasado al cesionario con los accesorios que comporta: hipoteca, privilegio; con las ventajas que le son inherentes, como también con las imperfecciones de que pudiera estar afectado y que lo hacen anulable, rescindible; se comparte en poder del cesionario lo mismo que antes en poder del cedente, civil o comercial, puro y simple o a termino; el deudor, a quien se llama deudor cedido, podrá oponerse a su nuevo acreedor los medios de defensa que disponía en relación al antiguo; el cesionario goza de los derechos del cedente.

Por otra parte, quien vende un crédito, debe de garantizar su existencia al tiempo de la transmisión, es decir en el momento de la cesión; garantiza así mismo y en las mismas condiciones, la existencia de los accesorios del crédito.

Así mismo, continua en la obra señalada, "el que el cedente no garantiza la solvencia del deudor cedido", a menos que se haya comprometido a ello formalmente, "solo se entendería referida a la solvencia actual del deudor, el cedente no tendría que abonar al cesionario impagado daños y perjuicios, su obligación no debe de exceder del importe del crédito de la cesión; quedando liberado restituyendo ese pecio, pero no es responsable del excedente, de la diferencia entre el precio de la cesión y la cifra del crédito. Al establecer este regla, que es de orden publico. Se ha querido desalentar a los usureros, gente aborrecible que no hubiera dejado de especular con la ingenuidad del cedente y que hubiera encontrar el medio de recobrar creditos irrecobrables, gracias al recurso integral ejercido contar su causante; para el caso de que el deudor no pague, el cesionario nada podrá esperar mas allá del reembolso del precio de la cesión.

Establece así mismo que el cedente en caso de evicción, no estará obligado a daños y perjuicios, pero deberá de restituir el precio de la cesión

Existe la cesión de créditos litigiosos, en donde se ha entablado un proceso que interesa el fondo del derecho, y por consiguiente, la existencia o la validez de dicho crédito. La cesión realizada presenta peligros para el deudor cedido; es de temer que el cesionario sea un profesional, un usurero, u agente de negocios en el sentido peyorativo de la palabra, de decidido a perseguir al deudor sin piedad y utilizando todos los recursos de la chicana, donde habiendo pagado mil francos por un crédito de cinco mil, perseguirá sin piedad al deudor, y si se consigue su propósito, la diferencia entre el precio de la cesión y el monto del crédito representara, el beneficio de la operación.

Respecto de este tipo de cesión continua el autor citado, los legisladores ven con poca simpatía esta combinación; se esfuerzan en acudir en ayuda del deudor cedido, en protegerlo contra las maniobras de semejante cesionario a este efecto, se le suministraba un arma defensiva excelente bajo la forma del retracto litigioso: podrá eliminar al nuevo acreedor reembolsándose el pecio real de la cesión, con las costas y gastos así como los intereses o contar desde el día en que el cesionario entrego al cedente el precio de la adquisición el crédito.

Es esencial observar que la substitución el retraído (cesionario) por el retrayente (deudor) se produce retroactivamente, por lo menos en sus relaciones reciprocas; todo ocurre como si el retrayente hubiera sido el cesionario inicial del crédito, de suerte que los embargos practicados sobre dicho crédito por los acreedores del cesionario habrá de caer como caerán los derechos reales consentidos, en el ínterin sobre la cosa a la que se refería el derecho cedido. El retracto litigioso remonta sus orígenes a dos constituciones romanas, las constituciones diversas y Ab Anastasio.

Por su parte el Derecho argentino, establece, que la cesión de créditos es una operación por la cual el acreedor de una obligación transmite su crédito a otra persona por la cual, sin el consentimiento del deudor, ya que como escribe Saleilles, una nueva persona, el cesionario, deviene sujeto del derecho y sucede al enajenante, cedente, en lo que se refiere al derecho que es objeto de transferencia.

Es indudable, que la cesión representa una ventaja, para las partes que en ella intervienen. En efecto en cuanto al cedente, la cesión por un precio en dinero representa el medio mas rápido y eficaz de percibir su crédito, sea por adelantado cuando es de termino y este no ha vencido, o abreviando la demora cuando, ocurrido el vencimiento, el deudor retarda en su pago. Es cierto que en la mayoría de los casos el precio pagado por el cesionario será inferior al importe real del crédito cedido, pero la diferencia compensara, sin duda, la posibilidad de disponer de un capital en el momento indispensable. Ocurre otra veces que mediante la cesión el acreedor se evita las molestias de un cobro compulsivo, transfiriendo su crédito a quien especula con tales cobros y si también en este caso la suma pagada como pecio de la cesión es siempre menor que el importe transmitido, esa desigualdad se compensa con descartar la posibilidad de un deudor insolvente o las molestias de una persecución judicial.

En lo que respecta al cesionario, sus ganancias que esta clase de especulación le produce; en los intereses que obtiene de su capital y en la segura inversión de este si se trata de un deudor de reconocida solvencia o la deuda se halla debidamente asegurada con garantías reales, como prenda o hipoteca.

En cuanto los efectos de la cesión del crédito, el primero lo es el transferir el crédito cedido por su monto nominal, aunque hubiese sido adquirido por un pecio inferior

Respecto a esto ultimo, Pothier, sostenía que el precio de la cesión no podía ser inferior al importe nominal del crédito cedido y que si el cesionario lo percibía integralmente, debía de entregar la diferencia al cedente, su teoría no prospero, entendiéndose por los autores, en cambio que el valor de un crédito, como el de todas las cosas, podía ser debatido y su precio establecerse según acuerdo entre cedente y cesionario. No reconociéndose otro limite a la libertad contractual que el de las operaciones usurarías, como contarías al orden publico y a las buenas costumbres.

4.-Situación Jurídica Actual

En el código civil del estado de Chihuahua de 1898, en vigor a partir del primero de enero de 1899, el cual a su vez derogo su similar creado por decreto de noviembre 23 del año de 1882, en vigor a partir de marzo de 1883, regulaba bajo la figura jurídica de cesión de acciones en sus artículos del 1490 al 1516, (cuya copia se agrega anexo 1) la posibilidad de transmitir, los derechos por parte del acreedor, ya sea a titulo gratuito o oneroso, esto independientemente del consentimiento del deudor, sin embargo facultaba al deudor, de cualquiera obligación litigiosa, cedida por titulo oneroso, liberarse satisfaciendo al cesionario el valor que este haya dado por ella, con sus intereses y demás expensas que hubiera hecha en la adquisición.

Señalaba asi mismo que se entendía por litigioso. Al efecto establecía en su articulo 1496, el que se considera litigiosos el derecho desde el secuestro en el juicio ejecutivo ; desde que se fije la cedula, en el hipotecario; y en los demás casos, desde la contestación de la demanda, hasta que se pronuncie sentencia que cause ejecutoria.

Por su parte el articulo 1507, del mismo cuerpo de leyes, establecía que el crédito cedido pasaba al cesionario con todos sus derechos u obligaciones, sean de la clase que fueren, no habiendo pacto expreso en contrario.

El articulo 1503, establecía que, mientras no se haya hecho la notificación l deudor (de la cesión realizada), se libera pagando al acreedor primitivo.

Por lo que se regulaba las siguientes hipótesis:

A).- La cesión comprendía todos los derechos y obligaciones, que tuviere el cedente de su deudor

B).- La cesión se refería a cualesquier crédito, fuera de la clase que fuere.

C).- La cesión podía realizarse sin el consentimiento del deudor.

D).- El derecho a favor del deudor, el de redimir su adeudo; pagando al cesionario, lo que este hubiere cubierto por la adquisición del crédito

E).- La oportunidad procesal para ejercer su derecho para redimirlo, esto es, desde el secuestro en el juicio ejecutivo; desde que se fije la cedula, en el hipotecario; y en los demás casos, desde la contestación de la demanda, hasta que se pronuncie sentencia que cause ejecutoria.

2.- Con la derogación del código anterior, a través de la promulgación del código civil en fecha 20 de diciembre de 19414, y publicando en el periódico oficial del Estado numero 28, de fecha 11 de julio de 1942, se desaparece el capitulo de Cesión de Acciones, y se substituye por el capitulo Cesión de Derechos regulándose en su articulado del 1846 al 1867, cuya copia se anexa bajo el numero 2.

Según se desprende de los anteriores artículos, deja de regularse:

A.- El derecho a favor del deudor, de redimir su adeudo; pagando al cesionario, lo que este hubiere cubierto por la adquisición del crédito

B.- La oportunidad procesal para ejercer su derecho para redimirlo, esto es, desde el secuestro en el juicio ejecutivo; desde que se fije la cedula, en el hipotecario; y en los demás casos, desde la contestación de la demanda, hasta que se pronuncie sentencia que cause ejecutoria.

3.-El código Civil vigente, promulgado el día treinta del mes de noviembre de 1973, así mismo deja de regular el derecho, así como la oportunidad en que el deudor cedido, puede liberar su crédito en poder del cesionario, dejando, su cobro el arbitrio de este, y como lo señalan los autores anteriormente mencionados: "es temer que el cesionario sea un profesional, un usurero, u agente de negocios en el sentido peyorativo de la palabra, decidido a perseguir al deudor sin piedad y utilizando todos los recursos de la chicana, de habiendo pagado mil francos por un crédito de cinco mil, perseguirá sin piedad al deudor, y si consigue su propósito, la diferencia entre el precio de la cesión y el monto del crédito representara, el beneficio de la operación.

A.- La visión de los tratadistas, señalados, los cuales con un sentido de justicia, fue la de proteger al deudor cedido, a través de la adquisición del crédito en manos del cesionario, al precio cubierto por este.

B.- La legislación vigente, a través de la cesión de créditos o derechos, propicia la usura, violentado normas de orden publico, a favor del cesionario y en prejuicio del deudor cedido, para el caso en el que el primero de ellos haya adquirido a un precio menor de su valor real el crédito, y pretenda cobrar una cantidad superior.

C.- Se establece un termino de un año, para el caso de que el cedente se hubiera hecho responsable de la solvencia del deudor, y si no se fijare el tiempo de esta responsabilidad (articulo 1927), el termino se tomara desde la fecha en que la deuda fuera exigible , si estuviera vencida, si no lo estuviere, se contara desde la fecha del vencimiento. En ese orden de ideas si se cede una deuda con mas de un año de vencida al momento de operarse la cesión, ya no existe responsabilidad para el cedente; y para el caso de la deuda no vencida, fomenta la usura por parte del cesionario.

D).- Ante estos antecedentes, de los que se evidencia que la Ley Civil, ha marginado al deudor colocándolo en una situación de inequidad, provocando el nacimiento de grupos extrajudiciales de coacción y fuerza en detrimento del estado de Derecho, Fertilizadores de la cultura del no pago, se estima necesario adicionar el libro cuarto, titulo tercero, capitulo I del código civil del estado en los siguientes términos:

Articulo.- 1933 bis.- Cuando se altere de manera evidente y substancial la economía de los habitantes del estado o de parte de los mismos, en caso de que el titular de un derecho que tiene por objeto un crédito lo ceda a tercero a un precio inferior al valor de aquel, el deudor solamente estará obligado a cubrir al cesionario el precio de la cesión mas los intereses convenidos en el contrato de crédito, partir de la fecha que esta se formalizo.

En el evento anterior, el acreedor deberá hacer al deudor, en forma indubitable, el precio en que se llevo a cabo la cesión del crédito y el nombre y domicilio del tercero cesionario.

Mientras no se practique al deudor la notificación, la cesión del crédito no surtirá efectos legales.

 

VI.- Por las razones antes expuestas, los suscritos someten a la consideración de esta Honorable Asamblea el siguiente proyecto de:

DECRETO.

ARTÍCULO UNICO.- Se adiciona un artículo 1993 Bis, el Código Civil del estado de Chihuahua, para quedar de la siguiente manera:

Artículo 1993 Bis.- Cuando se altere de manera evidente y substancial la economía de los habitantes del estado o de parte de los mismos, en caso de que el titular de un derecho que tiene por objeto un crédito lo ceda a tercero un precio inferior al valor de aquél, el deudor solamente estará obligado a cubrir al cesionario el precio de la cesión más los intereses convenidos en el contrato de crédito, a partir de la fecha que esta se formalizó.

En el evento anterior, el acreedor deberá hacer saber al deudor, en forma indubitable, el precio en que se llevó a cabo la cesión del crédito y el nombre y domicilio del tercero cesionario, pudiendo el deudor redimirlo desde el secuestro en el juicio ejecutivo; desde que se fije la cédula, en el hipotecario; y en los demás casos, desde la contestación de la demanda, hasta que se pronuncie sentencia que cause ejecutoria.

TRANSITORIOS

PRIMERO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

SEGUNDO.- Se derogan todas aquellas disposiciones legales que se opongan al presente Decreto.

Dado en el Salón de Sesiones del Poder Legislativo, en la ciudad de Chihuahua, Chih., a los diez días del mes de marzo del año dos mil cinco.

Atentamente

 

DIP. VICTORIA CHAVIRA RODRÍGUEZ DIP. CARLOS BORRUEL BAQUERA

 

DIP. ALEJANDRO GUERRERO MUÑOZ

 

 

 

Envíe un mensaje a webmaster@aguilaryasociados.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.